La Terapia

A lo largo de la vida las personas aprendemos diversos comportamientos que nos son útiles para desenvolvernos en nuestro entorno. No obstante, en ocasiones, en esa interacción con el entorno pueden aparecer circunstancias que no sabemos manejar o que manejamos de manera inadecuada.

Esas circunstancias y el manejo que hacemos de ellas pueden llegar a convertirse en un problema y empezar a generarnos malestar, al impedir una adecuada adaptación al medio y al reducir nuestra calidad de vida en muchos sentidos. Si bien, al tratarse de comportamientos que han sido aprendidos en el proceso de interacción con nuestro entorno y nuestras circunstancias de vida, también pueden ser modificados. Los problemas tienen solución y en ese proceso de solución y cambio podemos ayudar los Psicólogos.

 

El cambio es posible

Podemos modificar comportamientos inadecuados o que nos generan malestar, así como aprender otros comportamientos más adecuados o beneficiosos para nosotros.

  

¿Cómo es posible el cambio?

Cuando aprendemos un comportamiento (una forma de pensar, sentir o actuar) se ponen en marcha una serie de Principios de Aprendizaje, los cuales también se ven implicados en la modificación y el cambio de comportamiento. Estos principios de aprendizaje están implicados en todo lo que hacemos, tanto en lo que hacemos mal como en lo que hacemos bien.

Cuando las personas nos ponemos en marcha para solucionar un problema, con ayuda o no del psicólogo, estos principios de aprendizaje también se ven implicados (como en todo lo que hacemos).

 

Anuncios