Psicología y Ciencia

¿Tiene la Terapia Psicológica una base científica?

Hay diferentes corrientes psicológicas y diferentes modelos teóricos que sustentan diferentes maneras de hacer terapia. En concreto, la Terapia Conductual (también llamada Modificación de Conducta) se sustenta en una base teórica y una metodología que ha sido demostrada experimentalmente.

 La investigación ha permitido conocer los Principios de Aprendizaje que se ven implicados en el desarrollo y mantenimiento de toda conducta humana (tanto las que son beneficiosas como las que resultan nocivas o inadecuadas).

 Por esta razón es posible explicar de manera científica por qué se mantienen ciertos comportamientos, así como poner en marcha técnicas y procedimientos psicológicos para propiciar su cambio. Estas técnicas y procedimientos psicológicos han demostrado su eficacia experimentalmente y funcionan porque ponen en juego los principios de aprendizaje necesarios para que operen los cambios en el comportamiento de las personas (sus pensamientos, emociones, sentimientos, actuaciones, reacciones) .

 El resultado final buscado siempre es la mejora de la calidad de vida y el bienestar emocional de la persona, y la consecución de este objetivo se hace más probable si se interviene utilizando unos conocimientos sobre el funcionamiento psicológico bien fundamentados, que no quedan al servicio de la intuición del clínico.